Por qué son tan beneficiosas las Técnicas de Relajación y la Meditación

Trabajar, entrenar, producir,  criar hijos… Vivimos en una sociedad en la que predomina  el ritmo acelerado y la falta de tiempo para uno mismo. La actividad es fundamental para el cerebro, pero también necesita descansar.

Las  técnicas de relajación y meditación son técnicas clásicas en psicología que hoy en día siguen siendo ampliamente utilizadas. Son herramientas muy demandadas en la sociedad actual donde el estrés y las prisas son fuente de malestar psicológico para gran parte de la población.

Los estudios han confirmado que en los procesos de relajación mental, cuando el cerebro teóricamente no está prestando atención a nada más, es cuando se regenera.  Por eso nuestro cerebro funciona mejor tras practicar estas técnicas.

Tienen efectos muy beneficiosos sobre el cuerpo y la mente, tanto en adultos como en niños.  Se pueden empezar a practicar técnicas respiratorias con niños pequeños. Para obtener resultados con técnicas de relajación más elaboradas, como Jacobson, visualización, meditación, es mejor esperar entorno a los 6 años.

Cómo y por qué funcionan  las técnicas de relajación y meditación:

Para entenderlo mejor voy a explicar rápidamente qué partes del Sistema Nervioso intervienen y cómo lo hacen.

La parte de nuestro sistema nervioso que controla nuestras acciones involuntarias, es el Sistema Nervioso Autónomo. Es el que actúa sobre los vasos sanguíneos, músculos o glándulas. Se divide en dos partes: Sistema Simpático y el Parasimpático, incompatibles entre sí. Veréis por qué:

– el Sistema Simpático, es el encargado de las respuestas de activación. Nos prepara para la acción. Aumenta los latidos del corazón, dilata las pupilas, reduce la producción de saliva, dilata los bronquios. Síntomas propios de situaciones de estrés, ansiedad, miedo, lucha…

– en contra, el Sistema Parasimpático  es el  encargado de las respuestas de desactivación y descanso y de las actividades que ocurren cuando el cuerpo está en reposo como el sueño.  Disminuye la frecuencia cardiaca, contrae las pupilas,  aumenta la producción de saliva, etc. Propios de situación de relajación.

Como resultado, tendemos a tener el Sistema Simpático activado y esto se traduce en una serie de respuestas en el organismo tales como ritmo cardiaco acelerado, respiración superficial, y esto ocurre sin que apenas nos demos cuenta.

Las respuestas parasimpáticas son antagónicas a las simpáticas. Como se ha señalado, si están en marcha unas, entonces no pueden estar activadas las otras. Si estamos relajados no podemos estar estresados.

Cuando se practica la relajación, se provocan respuestas del Sistema Parasimpático en nuestro organismo (disminuye el ritmo cardiaco, la respiración se vuelve más profunda, se dilatan las pupilas). Por tanto, se anulan fisiológicamente las respuestas de estrés y ansiedad que provoca el Sistema Simpático.

Con el entrenamiento progresivo en técnicas de relajación y meditación se logra un equilibrio entre los dos sistemas, de modo que el individuo aprende a reaccionar con respuestas simpáticas más suaves y adaptativas así como a activar respuestas parasimpáticas inmediatas. Consiguiéndose evitar las consecuencias físicas negativas de la ansiedad y el estrés, así como favorecer la aparición de estados de bienestar duraderos.

Beneficios de su práctica:

Las técnicas de relajación son herramientas que te ayudan a controlar los síntomas físicos que producen los altos grados de estrés y nerviosismo.

Las técnicas de meditación se centran en enseñarte a controlar tu mente para que, con independencia de las circunstancias externas, puedas estar en paz y no caer al nerviosismo y el estrés.

Esta práctica proporciona notables beneficios, tales como la disminución de la ansiedad o el aumento de la capacidad para enfrentar situaciones difíciles.

Mejora el bienestar físico y emocional.

Favorecer un sueño más profundo, de calidad y un aumento de la vitalidad.

Ayuda a sacar el máximo partido a nuestra capacidad de concentración y creatividad

Permite relajarnos en el momento en que lo decidamos o necesitemos y

Tener el control de nuestro pensamiento en lugar de ser controlados por ellos.

Además no se requiere formación previa para practicarlas. Pero sí hábito. Como toda habilidad hasta que se adquiere es importante  practicarla con frecuencia, de esa manera se obtendrán los beneficios esperados. Su práctica frecuente, lleva a automatizar su ejecución y obtener efectos inmediatos.

Nota: Cuando vayas a practicar, busca un lugar tranquilo y con luz tenue. Lleva ropa cómoda,  evita prendas de vestir ajustadas que puedan interferir en el proceso de entrenamiento, así como gafas, lentillas, zapatos, cinturones, etc.

About The Author

Licenciada en psicología por la UAM. Colegiada Número 27322. Especializada en psicología de la maternidad, puerperio y crianza, así como en atención a padres. Doula de embarazo y postparto. Charlas y asesoramiento a padres, sobre distintos aspectos en la crianza respetuosa de sus hijos. Madre de dos niños. Fundadora y administradora de “Abrazos y Sonrisas. Crianza con Amor” en Facebook. Otras actividades desempeñadas: Responsable de la puesta en marcha de talleres de Intervención Socioeducativa en menores con riesgo de exclusión social. Proyecto de Adaptación Social en chicos con fracaso escolar, a través de la aplicación del P.E.I.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.